¿ Una cámara o dos ?

separator

Muchas parejas de novios me preguntan que diferencia hay entre contratar una cámara o dos.

Principalmente la diferencia está en los detalles y el montaje final, dos cámaras siempre captarán mas momentos que una. Además, hay un momento concreto que es la llegada del novio a la que es muy complicado llegar a tiempo cuando sólo hay un videografo cubriendo la boda.

El ejemplo que mayormente expongo es el momento de los anillos, una siempre está en Plano General y la otra captará el momento en el que os dais las alianzas, un plano que opino que es muy estético y bonito y que enriquece bastante el vídeo. En cambio si es una cámara la que graba conviene asegurar ese momento y grabarlo en Plano General.

La posición también es importante ya que nos determinará diferentes puntos de vista. Por ejemplo, una cámara se puede  colocar a la salida de la iglesia y la otra dentro. También el montaje multicámara favorece que el vídeo sea más dinámico al existir una gran variedad de planos.

Y sobre todo algo que es primordial es “el tiempo“. Llevar dos cámaras implica llegar a tiempo a la ceremonia, colocar grabadoras de sonido y estar preparado para la llegada de los novios. Si además montamos una cámara en un estabilizador mientras el otro graba más estático el resultado ya es excepcional.

Quiero compartir el vídeo de la boda de Chema y Celia ya que es el ejemplo más claro que tengo actualmente de vídeo con dos cámaras.

Las fotografías y el vídeo son los recuerdos que más vais a conservar por lo que si vuestra boda va a ser un evento con un gran número de invitados y de grandes momentos os recomiendo siempre contratar el servicio de dos cámaras.